sábado, 10 de noviembre de 2012

Lágrimas de felicidad :')

¡Qué bonito día he tenido hoy! Me siento tan feliz y a la vez nostálgica pero se siente como una nostalgia bonita (difícil de explicar)... Lloré hoy pero de ver a mis pequeños tan grandes y aunque apenas hace dos años que los conocí me encariñé de una manera indescriptible... Los amo tanto y los extraño al igual que a todos mis amigos de Villas :') Me siento bien feliz.!!! :D

Hoy fue un día muy especial. Ya no estoy con los niños de la primaria en la música pero pude ayudar a mi amiga Diana con la preparación de un programa de talentos de los niños y la verdad me sentía muy contenta de poder ayudarle. Mientras veía a los niños participando me llené de felicidad porque es hermoso ver los talentos de los niños. Pero cuando llegó el turno de los niños que eran de el barrio al que pertenecí por dos años desde que llegué aquí a Hermosillo estaba muy emocionada. Cuando bailaron la última canción no pude evitarlo y lloré. Fueron lágrimas de emoción y felicidad. Algunos de ellos fueron mis alumnos durante un año que trabajé como maestra de HLJ y los demás fueron mis alumnos de música. 

Muchas personas que lean esto no comprenderán a qué me refiero porque son cosas de la iglesia pero quiero decirles que me encanta ser parte de mi iglesia, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y sobre todo de pertenecer a ella gracias a mis padres. He aprendido muchas cosas y entre ellas que mi familia puede ser eterna y que me parece una de las bendiciones más importantes que puedo recibir. Mi familia está sellada por este tiempo y la eternidad. Lo sé y no tengo duda de ello y sobre todo me llena de felicidad saber que algún día podré formar una familia eterna. Otra cosa que agradezco de que soy parte de mi iglesia es que he sido enormemente bendecida ya que tengo no una sino dos familias (aunque realmente tengo 3 haha incluyendo la de mi novio). Cuando llegué a Hermosillo muchas personas me ayudaron y me acobijaron como si fuera su hija y llegué a darme cuenta que los hermanos de la Iglesia también eran mi familia. Los amo con todo mi corazón y me llenaron de felicidad. Son personas que son muy especiales para mi y nunca jamás los voy a olvidar.

Hoy me di cuenta de que soy muy feliz porque estoy llena de bendiciones y mi Padre Celestial me ama tanto que ha puesto a personas muy especiales en mi vida. Soy feliz por ser (como nos llaman todos) mormona. No cambiaría nunca eso de mi vida... :')

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada